En Oporto, una de las librerías más bonitas de Europa y, posiblemente, del mundo

Lo dijimos hace poco y lo prometido es deuda. Estuvimos por Oporto apenas unos pocos días antes que se activara todo el dispositivo actual en España, Europa y el mundo entero, ante el coronavirus. Una visita corta pero productiva que nos permitió descubrir, sin duda, una de las ciudades más bonitas de Portugal y de la Península. Con un aire algo decadente, muy luso, pero con gracia y un carácter particular. De nuestra estancia, una de las cosas más llamativas, fue la visita a la librería Lello e Irmao, en el centro histórico de Oporto y una de las más prestigiosas de esta urbe y del país desde que abriera sus puertas y se inaugurara bajo su aspecto actual a comienzos del siglo XX, en 1906. Inauguración a la que, según leemos, acudieron destacados políticos y representantes de la sociedad civil.

Leer más »

Nimes, mucho más que su espectacular y conocidísimo anfiteatro romano

Lo teníamos pendiente desde hacía tiempo. Queríamos hablar de muchas de las otras cosas que también ofrece esta ciudad del sur de Francia, conocida sobre todo y en especial por su imponente y monumental anfiteatro romano de casi 2.000 años de historia y que es uno de los mejor conservados del mundo. De hecho, cuando estuvimos, los propios vecinos de la localidad nos recomendaron muy en particular y casi en exclusiva aquel espacio. No obstante, una pequeña vuelta por sus callejuelas nos permitió disfrutar de una ciudad con cierto encanto y que vale mucho la pena. Tiene 140.000 habitantes y es por población la vigésima de Francia, la más importante de la zona de Gard y de origen inicialmente celta.

Leer más »

Múnich, cinco lugares que no te puedes perder

Múnich es una ciudad francamente interesante. Capital bávara, tiene cerca de 1,5 millones de habitantes, cifra que la sitúa com la tercera de Alemania y la 12ª de la Unión Europea, según la información oficial de la ciudad. La cercanía del río Isar marca su geografía y también su historia, explicando en parte la existencia de esta población (próxima como muchas otras a fuentes de agua). Los inviernos son fríos  (por la proximidad de los Alpes no es extraña durante esos meses la presencia de nieve, con temperaturas entre los -4 y los +4 grados) y los veranos más o menos frescos (con el termómetro sobre los 20 grados aunque pudiendo llegar a los 30).  La ciudad tiene una renta alta, no en vano es la capital de uno de los estado federales más ricos del  país.  De nuestra visita – bajo un cielo mayormente encapotado- nos llevamos por lo menos cinco lugares imprescindibles,  distintos y por razones muy diversas.

Leer más »